Fachada Ventilada ¿Qué son las fachadas ventiladas? Tipos, funcionamiento y ejemplos.

¿Has escuchado hablar de los múltiples beneficios de elegir e instalar una fachada ventilada en tu vivienda y quiere saber qué es y si es mayor su eficiencia energética? Pues sigue leyendo para resolver tus dudas.

Entrada publicada por:

Francisco Joaquín Jiménez González. Arquitecto Colegiado. Saber más

Publicada el 19/02/2022

¿Qué es una fachada ventilada?

Una fachada ventilada es aquella que crea una cámara de aire entre el revestimiento y el aislamiento térmico y además, permite la ventilación de esta cámara de aire. Así, se eliminan los puentes térmicos, se aumenta el rendimiento energético y se reducen las humedades en todo el edificio.

Las fachadas ventiladas son el sistema constructivo más eficiente para el cerramiento de edificios que existen actualmente ya que elimina los puentes térmicos y permite la ventilación de la cámara de aire.

¿En qué consiste una fachada ventilada?

Las fachadas ventiladas se componen de: un muro soporte, una capa aislante y un material de revestimiento que se fija al edificio con una estructura portante.

Gracias a esta estructura, entre el muro de soporte y el material de revestimiento se crea una cámara de aire, no estanca, que permite la ventilación.

  • El muro soporte: encargado de asegurar la estabilidad del edificio, debe ser lo suficientemente estable como para soportar el peso del revestimiento y los esfuerzos que este le transmite.
  • La cámara de aire: tiene una apertura en la parte superior y otra en la parte inferior, que permiten la circulación constante de aire y deben protegerse correctamente para evitar la entrada de agua, ya que esto disminuiría la eficacia del aislante térmico.
  • Capa aislante: se puede realizar en el exterior o en el interior de la vivienda, pero se recomienda su instalación en el exterior del muro soporte para garantizar un mejor rendimiento en términos de dilatación y contracción.

Es recomendado siempre a la hora de elegir un material aislante, optar por un material de calidad, resistente y duradero que complemente la eficiencia de la fachada ventilada.

Tratamos los diferentes tipos de aislamiento térmico en este artículo. Como hablamos ahí, lo más conveniente en una fachada ventilada es escoger un tipo de aislamiento térmico al que no le perjudique el agua, como por ejemplo, el poliestireno extruido, caracterizado por ser un aislante térmico de célula cerrada. 

Ventajas de una fachada ventilada

Sin duda, las ventajas de una fachada ventilada son múltiples:

  • Evita la condensación y la humedad: proveniente tanto del interior como del exterior del edificio.
  • Prolonga la vida útil de la fachada: La ventilación constante dentro de la cámara de aire mejora la durabilidad del material de revestimiento exterior, ya que lo mantiene seco.
  • Reduce los movimientos estructurales: permite mantener una temperatura más estable en el cerramiento del edificio. Esto ayuda a evitar la aparición de grietas y fisuras.
  • Mejora el aislamiento térmico y acústico: La capa aislante es opcional, pero al combinarla con la fachada ventilada, mejoramos considerablemente el aislamiento térmico y acústico del edificio.
  • Aumenta la eficiencia energética: La fachada ventilada facilita la refrigeración del edificio en verano y el control de la dispersión del calor en invierno, lo cual favorece tanto el ahorro energético como el confort térmico
  • Requiere poco mantenimiento: podemos decir que el mantenimiento de este tipo de fachadas es casi nulo.

Aislamiento para fachadas ventiladas

Hay una gran diversidad de Aislamiento para fachadas ventiladas, pero los más comunes son la fibra de vidrio, la lana de roca y el poliuretano proyectado, cada uno tiene sus ventajas.

FIBRA DE VIDRIO

Ventajas:

  • Absorción acústica
  • Permite transpirar a la fachada, eliminando de esta forma todo posible riesgo de humedades y condensaciones.
  • Es un material no combustible, ni inflamable.
  • Su aislamiento térmico es correcto incluso con densidades no muy elevadas.
  • Fácil de manipular e instalar
  • Es un material higroscópico y no capilar, con lo que ni se humedece ante ambientes saturados, no permite la circulación de agua a su través, eliminado el riesgo de condensaciones intersticiales.

LANA DE ROCA

Ventajas:

  • Absorción acústica
  • Permite transpirar a la fachada, eliminando de esta forma todo posible riesgo de humedades y condensaciones.
  • Es un material no combustible, ni inflamable.
  • Su aislamiento térmico es correcto pero con densidades elevadas.
  • Es un material higroscópico y no capilar, con lo que ni se humedece ante ambientes saturados, no permite la circulación de agua a su través, eliminado el riesgo de condensaciones intersticiales.

POLIURETANO PROYECTADO

Ventajas:

  • Buen aislamiento térmico
  • Una escasa absorción de agua

El poliuretano proyectado tiene los siguientes inconvenientes:

  • Es difícil garantizar un espesor homogéneo en los aislamientos proyectados.
  • Requiere proteger los perfiles durante la proyección para evitar que queden residuos.
  • La absorción acústica del poliuretano es muy escasa.
  • Su clasificación al fuego es un M1; combustible y fácilmente inflamable; aunque puede tratarse mediante productos ignífugos.
  • Con el tiempo tiende a degradarse, con lo que pierde en parte sus propiedades.

¿Cuánto cuesta poner fachada ventilada? Precio por m2

Como hemos visto antes, las fachadas ventiladas se componen de distintas partes para poder conseguir el efecto deseado.

En la siguiente tabla puedes ver algunos precios generales desglosados:

Tipo de revestimiento

Piedra natural                                   50 €/m2 – 150 €/m2

Gres                                                   40 €/m2 – 150 €/m2

Cerámica                                           30 €/m2 – 100 €/m2

Acero                                                 40 €/m2 – 140 €/m2

Tipo de anclaje

Anclajes puntuales                            8 €/m2 – 15 €/m2

Perfilería                                           20 €/m2 – 35 €/m2

Tipo de aislamiento

Fibra de vidrio                                               Desde 5 €/m2

Lana de roca                                      Desde 6 €/m2

Poliuretano proyectado                     Desde 10 €/m2

Ejemplo de precio

Revestimiento                                   30 €/m2 – 200 €/m2

Aislamiento                                       5 €/m2 – 12 €/m2

Sistema de anclaje o fijación                       8 €/m2 – 35 €/m2

TOTAL                                                43 €/m2 – 247 €/m2

Tipos de fachada ventilada. Ejemplos.

Ya sabes qué son las fachadas ventiladas, qué elementos las conforman y los diferentes materiales que se usan para su construcción, ahora te vamos a dejar unos ejemplos en los que podrás ver el resultado de la construcción de estas fachadas.

Fachada ventilada piedra.

Las fachadas ventiladas de piedra tienen la ventaja de transmitir un edificio pesado y compacto. La desventaja está clara, tendremos que preveer una subestructura portante algo más resistente.

Fachada ventilada piedra natural.

Sin ninguna duda, las fachadas ventiladas de piedra natural, como la de la imagen, son cada vez más frecuentes. Hay casi infinitos modelos de piedras naturales en el mercado, pero sin duda podremos darle un aspecto moderno a cualquier vivienda con esta opción.

Fachada ventilada madera.

Sí, es algo inusual, pero una fachada ventilada de madera puede dar una calidez y un aspecto rústico que es muy complicado de obtener con otros materiales.

Es una muy buena opción en algunos casos y combinado con otros materiales de fachada puede ofrecer un diseño muy agradable.

Fachada ventilada ladrillo.

El ladrillo es el material por excelencia en la construcción en España y no podía perderse la fachada ventilada. Con piezas especiales para este tipo de soluciones, podemos generar revestimientos con juegos de materiales y dando un aspecto novedoso, alejado de las soluciones habituales de estos casos.

Fachada ventilada cerámica extrusionada.

La cerámica extrusionada es un material tipo gres que se caracteriza por tener un uso perfecto en exteriores, dada su baja absorción de agua y alta resistencia. Además, como puedes ver en la imagen, la estética final con este material está asegurada.

Fachada ventilada composite.

Los paneles de composite están siendo una muy buena alternativa para estos casos, ya que son paneles de fabricación industrial, resistentes y con muchas libertades a nivel estético.

Conclusión/Puntos Clave

Teniendo en cuenta todo lo anterior es importante quedarse con los siguientes puntos clave:

  • La fachada ventilada, bien realizada, es el sistema constructivo más eficiente para el cerramiento de edificio.
  • Se compone de tres partes, el muro soporte, la cámara de aire y la capa aislante.
  • Aumenta la eficiencia energética.
  • Requiere poco mantenimiento.
  • Evita la condensación y la humedad.
  • Prolonga la vida útil de la fachada.

Si te queda alguna duda o comentario sobre las fachadas ventiladas, no dudes en dejárnoslo en comentarios.

Contacta con nosotros

3 + 5 = ?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.