Qué es un informe pericial y el perito judicial arquitecto

En este artículo tratamos todo lo relacionado con los informes periciales en arquitectura y construcción así como las labores del perito judicial arquitecto.

Entrada por: Francisco Joaquín Jiménez, arquitecto. – Actualizada a 14/01/2021

Los informes periciales y las situaciones que los generan son altamente complicadas, ya que están de por medio demandas judiciales y reclamaciones de prácticamente cualquier materia.

Hemos redactado esta entrada para tratar todo lo relacionado con los informes periciales y los peritos judiciales arquitectos, desde su función y contenido hasta los honorarios que pueden percibir.

¡Vamos a ello!

Si necesitas un informe pericial para una reclamación o un proceso judicial, en LeuKos podemos ayudarte, escríbenos sin compromiso y te daremos un presupuesto –>

El informe pericial en arquitectura y construcción

El informe pericial en arquitectura será un documento en el que un técnico habilitado expondrá conclusiones a partir de la realización un análisis e investigación de los hechos y situaciones que han dado origen a su redacción.

Habitualmente se realiza en el ámbito de un proceso judicial o reclamación para valorar la situación particular y ha sido encargado por una de las partes presentes en el proceso.

Tipos y clases de informes periciales

Los informes periciales pueden tener varios fines y tipos en función del objetivo para el que se redactan. En este tema habitualmente se producen confusiones, por lo que veremos todos los documentos relacionados con este ámbito:

  • Informe técnico. Se trata de un documento firmado por un técnico habilitado donde describirá la situación basándose en datos objetivos y concretos sin aportar opiniones personales. Ejemplos de este tipo de documentos puede ser la Inspección Técnica de Edificios (ITEs) de edificios de viviendas.
  • Dictamen. Los dictámenes son encargados por una autoridad y están enfocados a la obtención de pruebas específicas sobre la situación. En este tipo de documentos se permiten las hipótesis y opiniones por parte del técnico firmante de cara a establecer conclusiones.
  • Peritaciones. Las peritaciones son similares a los dictámenes pero en el documento además de establecer una conclusión en base a hechos y datos también se suele realizar una valoración económica de los daños provocados por la situación.
  • Certificados. Los certificados son documentos cortos que se necesitan, habitualmente, para un procedimiento administrativo concreto solicitado por un organismo. Ejemplos de este tipo pueden ser los certificados de antigüedad de vivienda o los certificados de habitabilidad.

Sin embargo, la finalidad de estos documentos generan confusiones en muchos casos, por lo que vamos a explicarlos algo más profundamente.

Diferencias entre informe técnico y dictamen pericial

Las diferencias entre informe técnico y dictamen pericial son las “limitaciones” de acción que tiene el técnico firmante de dicho documento.

Así, en un informe técnico únicamente se podrá describir la situación de una manera objetiva y concreta. Así, el técnico no podrá emitir opiniones sobre un caso particular ni realizar hipotésis.

Por otra parte, en un dictamen pericial, al tratarse de un documento para un proceso judicial o reclamación extrajudicial, el técnico deberá, en todos los casos, extraer conclusiones sobre la situación particular en base a su conocimiento y experiencia. 

Por lo tanto, en un dictamen el técnico realizará tanto descripciones objetivas como opiniones subjetivas, siempre en base a su conocimiento. Se entiende que, sin ellas, el técnico no podría llegar a conclusiones concretas sobre las causas de la situación objeto del informe.

Veamos ahora cuándo es necesario este tipo de informes.

¿Cuándo es necesario un informe pericial?

Los informes periciales son necesarios en los casos donde hay una disputa o desacuerdo en una situación y se han producido perjuicios de cualquier tipo.

Estas disputas pueden ser judiciales o extrajudiciales, dependiendo del contexto en el que se produzcan. Por ejemplo, una disputa extrajudicial puede ser un informe para valorar un daño por parte de una aseguradora o por parte del asegurado, para contrarrestar la valoración de la compañía.

En el caso de las disputas judiciales, tendremos los informes periciales de parte y los informes periciales judiciales o independientes. 

Contenido de un informe pericial

Una vez hemos visto los diferentes tipos de informes, sus diferencias y las situaciones que les dan lugar, veamos el contenido de un informe pericial:

  • Antecendentes o contexto. En este apartado se describirán tanto las personas involucradas como las circunstancias anteriores a que se generara la situación.
  • Objeto del informe. Apartado obvio pero básico del informe, donde el técnico especifica cuál es la finalidad del informe y quién se lo ha encargado.
  • Valoraciones técnicas. A partir de la documentación que obra en su poder, el técnico realizará una argumentación de la disputa y las diferentes causas que han generado la situación, en base a su experiencia y conocimiento del caso.
  • Conclusiones. Este es el apartado más importante, ya que se realiza un resumen de todo lo expuesto en el informe y se exponen tanto causas como posibles reparaciones.
  • Reportaje fotográfico. Fotografías del inmueble objeto del informe que apoyan la valoración técnica efectuada.
  • Anexos documentales. En muchas ocasiones el técnico también puede hacer uso de documentos para justificar sus valoraciones, por lo que resulta necesario anexar estos documentos para referenciarlos correctamente.
  • Presupuesto y valoración de daños. En algunos informes es necesario realizar una valoración de los daños y las reparaciones que son necesarias para restituir los daños causados.

Aproximadamente esta sería la estructura de un informe estándar, aunque es cierto que en función de cada caso concreto, el informe puede complejizarse tanto como complejo sea el caso particular.

¿Quién puede ser perito judicial?

Los peritos judiciales serán aquellos profesionales que estén habilitados por su formación para efectuar juicios de valor sobre un campo concreto de conocimiento. En muchas profesiones, esta habilitación ocurre a través de una colegiación profesional.

En el caso de los peritos judiciales arquitectos, deben tener las atribuciones establecidas por la ley para ejercer como arquitectos y encontrarse colegiados en el correspondiente colegio profesional.

Estas son las condiciones mínimas, mientras que siempre es un valor intangible la experiencia y acreditación de la misma que pueda efectuar el perito correspondiente.

Plazos y responsabilidades en edificación

De acuerdo, ya hemos visto muchas de las cuestiones que tienen que ver con los informes periciales y su contenido, pero, ¿qué es reclamable en edificación?

Según la legislación actual, la edificación es uno de los sectores más regulados por la cantidad de normativa y legislación aplicable. En base a eso, podemos establecer tres periodos de vigencia de responsabilidad en edificación. 

  • Responsabilidad de  defectos de terminación o acabados. Esta responsabilidad civil es de 1 año. 
    • Esta responsabilidad afecta a los acabados y terminaciones de toda la obra. Este tipo de defectos puede ser por problemas muy variados, desplomes de puertas, suciedad, ausencia de mecanismos, problemas en el color en elementos cerámicos, etc.
  • Responsabilidad de defectos o vicios que afectan a la habitabilidad de la vivienda. Esta responsabilidad tiene una duración de 3 años.
    • Estos defectos afectan a todos los problemas constructivos y de las instalaciones que ocasionan problemas de habitabilidad a la vivienda. Por ejemplo, humedades, aislamiento térmico, problemas en las instalaciones de electricidad, fontanería o climatización, por ejemplo.
  • Responsabilidad de resistencia mecánica y estabilidad del edificio. Esta es la responsabilidad más duradera y más grave, tiene una duración de 10 años.
    • Esta responsabilidad afecta, básicamente, a la estructura del edificio, tanto a los cimientos como a la estructura sobre el terreno.

Las responsabilidades civiles de las obras suelen ser un aspecto polémico y controvertido en edificación, pero independientemente de la opinión de cada uno, son las reglas del juego del sector.

Conclusiones

En general, los informes periciales tienen un espectro de actuación muy amplio y, al tratarse de procesos judiciales, es trabajo del perito demostrar con todos los medios a su alcance, las conclusiones a las que ha llegado y toda la extensión de la situación.

Por lo tanto, el perito y su destreza se convierte en un actor clave que puede inclinar la balanza en el proceso judicial.

Aquí acabamos este artículo, ¿tienes algún pensamiento de este tema? Déjanoslo en los comentarios y debatamos sobre ello.

Si necesitas un informe pericial para una reclamación o un proceso judicial, en LeuKos podemos ayudarte, escríbenos sin compromiso y te daremos un presupuesto –>

Suscribete a nuestra lista de distribución, te prometemos no enviarte spam, máximo cuatro correos al mes:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Realizamos informes periciales de edificación en toda España…

Nuestro equipo de peritos arquitectos realiza informes en toda España.