Carbonatación en el hormigón.

Si alguna vez has escuchado algo sobre la carbonatación en el hormigón y te preguntas por qué es tan peligroso y cómo se puede reparar o evitar, sigue leyendo este artículo.

Entrada publicada por:

Francisco Joaquín Jiménez González. Arquitecto Colegiado. Saber más

Publicada el 19/02/2022

¿Qué es la carbonatación en el hormigón?

La carbonatación es un proceso químico natural que se da en los hormigones y sus efectos se consideran patológicos ya que reducen la durabilidad y resistencia de el mismo. Esta carbonatación se produce cuando el dióxido de carbono (CO2) penetra a través de los poros del hormigón hacia el interior, haciendo que el pH del hormigón baje. 

Al producirse la reacción de carbonatación, baja el pH y esto deja que el dióxido de carbono entre y que las armaduras interiores se quedan desprotegidas y se oxiden, provocando grandes daños en la estructura.

La carbonatación es una de las patologías que puede tener el hormigón armado, otras son la corrosión o la aluminosis.

¿Qué causa tiene la carbonatación en el hormigón?

Una vez que la carbonatación en el hormigón empieza, ésta se debe a varios posibles factores:

  1. Baja calidad del hormigón: éstos tienen una menor durabilidad. Si se forman muchos poros en la mezcla se facilita la penetración del CO2 y con esto, la reacción de carbonatación.
  2. Existencia de agua en contacto con el hormigón: ya sea humedad relativa del ambiente o por contacto directo.
  3. Hormigones con un escaso recubrimiento de las armaduras: los efectos de la reacción llegarán al centro del hormigón antes. Esto es muy frecuente en estructuras antiguas o mal realizadas. 

Efectos de la carbonatación

El principal efecto es la oxidación de las armaduras. Éstas tienden a aumentar su volumen, generando tensiones internas creando fisuras y grietas.

Al formarse fisuras y grietas se favorece la penetración del CO2 y se crea todavía más carbonatación.

Las consecuencias de estas patologías son muy graves, ya que generan pérdida de capacidad estructural e incluso derrumbes si no se actúa a tiempo.

¿Cómo se puede evitar la carbonatación?

Para evitar la carbonatación se debe tratar al menor indicio de que pueda estar sucediendo, así que se debe contar con un plan de mantenimiento que cuente con un programa de inspecciones técnicas periódicas que localicen el problema y permitan trabajar en la mejor solución.

Como acciones preventivas pueden aplicarse medidas sobre los factores que motivan la corrosión de las armaduras, las usadas más comúnmente son:

  • Inhibidores de corrosión.
  • Pinturas anticarbonatación.
  • Tratamientos hidrófugos.
  • Realcalinización y extracción de cloruros (aumentan la durabilidad del hormigón volviendo a elevar el pH).

Formas de reparar el hormigón carbonatado 

En la reparación del hormigón armado está en juego la estabilidad del bien reparado, se trata de una acción vital en el mantenimiento de la vivienda.

Para reparar la estructura, se sigue el siguiente proceso:

  • Picar hasta descubrir la armadura de acero.
  • Retirar todo el óxido de las armaduras, ya sea con cepillo de púas o chorro de arena o agua a alta presión. El método a utilizar dependerá de cada caso, adaptando la situación al coste y a los beneficios que podemos obtener. 
  • Pasivar las armaduras, evitando que se genere mayor óxido.
  • Reconstruir la sección original del elemento, aplicando mortero de cemento específico para reparación estructural.

Es importante utilizar los productos adecuados y hacer el tratamiento completo por empresas especializadas, garantizando que la reparación de la estructura sea de al menos 10 años.

Cuando la reparación no se realiza de la manera adecuada, y no se para el proceso de oxidación las fisuras reaparecen, lo que significa volver a gastar dinero en  volver a reparar el hormigón.

Conclusiones

La carbonatación en el hormigón, a pesar de ser un proceso natural, es un proceso que se puede evitar o ralentizar usando los materiales indicados y de calidad.

En caso de que tengas sospechas de que la estructura de hormigón de tu edificio sufre de carbonatación o pérdida de resistencia, lo mejor que puedes hacer es tomar cartas en el asunto y que un arquitecto acuda a dar una opinión especializada.

Si tienes alguna duda o comentario, no dudes en dejarla más abajo.

Contacta con nosotros

1 + 5 = ?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.